Vivir una vida juntos: Alianzas para bodas

Las alianzas de bodas solo significan una cosa: que dos personas van a contraer matrimonio, lo que significa toda una vida juntos. Esto es muy bonito ya que están entrelazando sus destinos, con el fin de formar una familia, criar a sus hijos y ser muy felices, pero sobre todo amarse, respetarse y ayudarse mutuamente.

Casarse es un evento por todo lo alto, el cual reúne a las personas importantes de ambos (marido y mujer), para poder celebrar con gozo este rito al amor, el cual es la máxima exponencia del mismo.

Puedes celebrar tu boda incluso si no eres cristiano o católico, ya que ahora puedes casarte por muchos otros medios más que por la iglesia, como antiguamente se hacía con todas las parejas.

Las alianzas de boda son muy bonitas, perfectas para este tipo de ocasiones

Ahora, inclusive, se compran alianzas para bodas de personas del mismo sexo, ya sean gays o lesbianas, las cuáles se suelen oficiar por el juzgado, el ayuntamiento o alguien con potestad para casar que no sea un párroco, ya que las iglesias aún no ven este tipo de uniones con buenos ojos.

Sin embargo esto no ha frenado al amor, y las parejas de distinto tipo, sexo, nacionalidad e índole pueden casarse hoy día “gracias a dios”, por lo que las oportunidades están ahí, tan solo debes de tener valor e ilusión para afrontar tus sentimientos, comprar alianzas para bodas y entregársela a esa persona amada haciéndole la famosa pregunta: ¿Quieres casarte conmigo?

Dependiendo de la respuesta, es posible que acaben por casarse y el final del cuento sean “fueron felices y comieron perdices” o en cambio dicha persona tenga que devolver las alianzas de boda compradas.