Sexualidad tántrica: orgasmos más intensos

 

La sexualidad es una de las cosas más fundamentales en el ser humano y satisfacerla una necesidad que muchas veces demanda y exige métodos para llevarla al ápice de lo placentero. Normalmente en cuanto a la práctica del sexo se reconoce por encima de todo, el orgasmo a través de la penetración, sin embargo, esto va más allá de un coito y según el sexo tántrico, la combinación de lo físico más lo emocional pueden ser un potente conjunto espiritual capaz de llevarte al pleno gozo.

Introducción a la práctica de sexo tántrico

Principalmente el término ‘mantra’ tiene su origen en la India hace siglos y alude a la filosofía de vida que se centra en las energías sexuales para lograr una conexión con uno mismo; cabe destacar que la práctica del yoga y la meditación es algo bastante con similar y que incluso está bastante relacionado. Centrados en los besos, caricias, la respiración, la contención de la eyaculación, la penetración, entre otros, aunque hay muchos escritos sobre cómo poner en práctica esta actividad sexual, sin embargo, se dice que cada pareja alcanza el clímax a su manera por lo que los consejos deberán tomarse como bases, pero no ejemplos a seguir del todo.

Una buena técnica para empezar es mantener el contacto sexual con tu pareja, sin que te de vergüenza, no dejen de mirarse y fulminarse con esta; a su vez trata de concentrarte en la sensación de pieles, cada contacto. Por último, deberás jugar a retarte cuánto duras en aguantar el orgasmo, de esta forma este podrá recorrer y alcanzarte todo el cuerpo, estimúlate y al llegar la sensación, para, deja que poco a poco esta se desvanezca y apenas desaparezca vuelve a traerla y así hasta que se te haga imposible retenerlo, entonces déjate llevar y viajarás.