Rarezas de la historia del euskera

Hasta ahora la lengua vasca es un enigma que desde hace años ha querido ser resuelto o por lo menos más documentado con datos certeros y verificados, sin embargo, no se ha podido lograr nada más que establecer teorías que, aunque se basen en ideas validas, no pueden ser comprobables del todo, quedando de igual forma inciertas. Aunque el origen de esta lengua parece adaptarse a lo que mejor quieran creer, tiene una historia que la mayoría comparte, aunque sea dudoso.

Tres puntos fundamentales en el pasado de la lengua vasca

Una de las características más compartidas en las distintas hipótesis que buscan estudiar la historia del euskera, es la semejanza que muchos le encuentran con otras lenguas. En este sentido, el primer punto alude a su origen, el cual según entre las hipótesis puede derivarse del “Vasco-Iberismo” que plantea que tal lengua es producto de las lenguas íberas prerromanas de la Península Ibérica; basándose en que estas podían ser similares, otros exponían que las dos eran una sola y una tercera opinión que a pesar de aceptar que ambas pertenecían al mismo grupo lingüístico, agregaba que la lengua ibérica no era el antecesor del euskera.

La otra hipótesis del primer punto, son las lenguas caucásicas, en donde se mantiene sobre todo la supuesta relación con el georgiano por la gramática y el sistema de declinación; en esta también se destaca la semejanza sintácticas, morfológicas y gramaticales que se tienen con la cincuentena de lenguas en la zona del Cáucaso. El bereber, también entra en los estudios que asemejan la lengua vasca con otras, en este caso con las lenguas bereberes del noroeste de África. A diferencia del “Tubalismo”, una de las teorías enfocadas en la creencia de que todas las lenguas derivan de Babel y su torre.

Por último, el estudio de las Lenguas preindoeuropeas que buscan relacionar el euskera con diversas lenguas europeas y el descubrimiento de toponimia vasca en varias zonas europeas; así como también el europeo antiguo, en el cual se estudió que la lengua vasca actual está emparentada con la de los habitantes prehistóricos de Europa, antes de que surgieran los pueblos indoeuropeos.

El segundo punto en la historia del eureska, es el desarrollo de la lengua, donde se exponen los diversos hechos por los que pasó la lengua, que a su vez la marcaron haciéndola trascendental y causándole diversas transformaciones hasta la actualidad; donde incluso ya se han creado asociaciones e iniciativas lingüísticas que temen el riesgo de su desaparición. Por último, el tercer punto lo compone el euskera batúa, que no es más que el soporte de las normas del euskera escrito, basado en los dialectos centrales de la lengua.