Preocúpate por la salud de tus dientes

La mayoría de las personas creen que la higiene bucal solo es el cepillarse los dientes, sin embargo, con esto no basta, además que hay que tomar en cuenta otras características que pueden influir de forma negativa o no funcionar del todo bien; con esto nos referimos a que quizá la pasta dental no sea la adecuada o qué tan efectiva es en nuestros dientes, así como el modelo del cepillo, no sabemos si es el más adecuado, entre otras cosas que son imprescindibles tener en cuenta.

Consejos para poner en práctica y velar por la higiene de tu boca

En primer lugar, aunque parezca más de lo mismo o sobreentendido, no es así porque la mayoría lo omite y es que a tus dientes sí les importa lo que comes, es decir, además del azúcar hay otros alimentos, productos que contienen ácidos naturales que producen un desgaste en el esmalte de los dientes, y como consecuencia, empieza a aparecer el dolor, así como a ponerse los dientes amarillos y/o descoloridos. En este sentido es recomendable cepillarse los dientes pasada una media hora desde que probaste el último bocado; así el PH de la boca se habrá estabilizado y el esmalte recuperará la dureza original, lo que evita que sea dañado con el cepillado.

Observa las pastas de diente, normalmente hay una para cada ocasión y que se ajusta al estado bucal que padezcas, podrías considerar preguntarle al dentista cuál sería el más apropiado según tus dientes, enfermedades y demás anomalía específicas. En este sentido deberás ver también los tipos de cepillos, ya que no todos son iguales y se pueden ajustar dependiendo de lo que necesites o cual sea tu problema. Por último, el consejo es usar la seda dental o el colutorios, ambos son efectivos para la higiene bucal, empero, pueden tener ingredientes dañinos por lo que debes consultar primero al odontólogo.